Entre las múltiples utilidades que tiene el cloruro de magnesio, aquí te contamos algunas de ellas:

Para adelgazar

Si bien no se trata de un recurso para bajar de peso rigurosamente, consumir cloruro de magnesio es muy recomendable para quienes buscan enflaquecer, puesto que ayuda a controlar mejor los niveles de estrés y ansiedad que figuran como dos de las causas más comunes de sobrepeso y obesidad.

Regular la digestión y combatir el estreñimiento
Este compuesto interviene en la digestión, ayudando a retener agua suficiente en los intestinos para que las heces sean mucho más blandas y fáciles de expulsar. Además de esto, favorece el peristaltismo y logra que el sistema digestivo se relaje, de manera que funciona como un estupendo desintoxicante.

Eliminar verrugas y tumores
Aunque no lo creas, el consumo de cloruro de magnesio ayuda a combatir la acción de los radicales libres que producen malformaciones a nivel celular, tal es el caso de las poco agradables verrugas y de los molestos tumores. Pero, ¿cómo lo hace? Pues bien, este compuesto resguarda a las células contra la acción de otros minerales, como el plomo y el mercurio, que pueden dañar nuestra salud, evitando la ocurrencia de tales deformaciones.

Prevenir la osteoporosis
El cloruro de magnesio posee una propiedad fijadora de calcio que ayuda a mejorar la densidad ósea y a prevenir la temible osteoporosis; y es que tener buenos niveles de magnesio en el organismo es garantía de una excelente absorción del calcio presente en los alimentos. Por esta razón, se recomienda el consumo de alimentos altos en magnesio, especialmente para aquellas personas que sufren problemas en los huesos y a las mujeres de la tercera edad.

Mejorar la salud del corazón
Este compuesto es especialmente útil para relajar al corazón y evitar los llamados espasmos coronarios, ya que ayuda a impedir la calcificación arterial y a mejorar las arritmias. Por si no lo sabes, la carencia de magnesio en el organismo puede ocasionar espasmos a nivel arterial y entorpecer el flujo sanguíneo, por lo que consumir cloruro de magnesio con regularidad puede ser vital para mejorar la salud del músculo cardíaco y prevenir infartos.

Asimismo, el magnesio ayuda a regular los niveles de colesterol que, en niveles bastante altos, pueden obstruir las arterias y producir una insuficiencia de riego al corazón, favoreciendo la ocurrencia de anginas de pecho o infartos.

Prevenir la artritis
Un exceso de ácido úrico puede ocurrir como consecuencia del mal funcionamiento de los riñones, por causa de bajos niveles de magnesio en el organismo. De tal manera, consumir cloruro de magnesio puede impedir que el ácido úrico se almacene en las articulaciones, aliviando e dolor y la inflamación en dedos, rodillas y otras articulaciones afectadas por la artritis.

Para combatir las alergias
El cloruro de magnesio también funciona como un potente antialérgico, ya que reduce los niveles de histamina que circula por el cuerpo, disminuyendo las reacciones alérgicas.

Retrasar el envejecimiento
Por si fuera poco, este compuesto ayuda a combatir la acción de los radicales libres que causan el envejecimiento, y además promueve la síntesis de colágeno para una mayor regeneración de la piel. Asimismo, nos protege contra los rayos ultravioletas y beneficia el aclarado de las manchas en la piel.

Para un embarazo más saludable
Las mujeres embarazadas que incluyen este compuesto como un complemento de su alimentación, pueden evitar la preeclampsia y ayudar a que el feto crezca sano y fuerte.

Mejorar la memoria
El cloruro de magnesio tiene la capacidad de intervenir en la formación de neurotransmisores implicados en nuestra memoria, ayudando a mejorarla.